Las sal del Himalaya

Mina de sal del Himalaya     Hace más de 250 millones de años, la sal marina quedó cristalizada y acumulada en los yacimientos montañosos albergando en su composición orgánica una energía extraordinaria. Un legado excepcional del mar primitivo, el origen de toda forma de vida. Hoy, conocida como "oro blanco" es una de las sales energéticamente más rica que existe.
La sal del Himalaya es un condimento de altísimo valor nutricional y una fuente importantísima de bienestar, pudiéndose usar internamente y externamente.
La sal es esencial para la vida, no se puede vivir sin ella. Sin embargo, el consumo elevado de sal es perjudicial para nuestra salud. En parte, se debe a que hay enormes diferencias entre la sal de mesa refinada estándar de uso cotidiano, y la sal cristalina del Himalaya. La sal de mesa refinada es básicamente cloruro sódico, en cambio, la sal cristalina natural del Himalaya es mucho más que cloruro sódico al contener 84 elementos en su composición.
En la tierra, la sal existe con abundancia, sobre todo en los mares y océanos que cubren aproximadamente el 70% de la superficie terrestre. Sin embargo, tanto los mares como los océanos, en la actualidad, se hallan degradados y tienen un alto nivel de contaminación. También es preciso constatar que el 89% de los productores de sal marina de todo el mundo, refinan el producto. En cambio, en la tierra todavía existe sal pura y completa en aquellos lugares remotos del Himalaya, donde hace millones de años se secaron los mares primarios, encontrándonos hoy con minas de sal en estado puro y natural.
Además, debido a la enorme presión de las montañas sobre la sal, esta se ha convertido en una sal de cristal, con una composición orgánica y una biodisponibilidad muy superior a otras sales. Es su composición ogánica, la que garantiza la disponibilidad bioquímica de los elementos para nuestro organismo. Esta sal contiene todos los elementos que se encuentran en nuestro cuerpo y, mezclada con agua, nos puede ofrecer toda su energía. La sal del Himalaya y la solución salina, albergan un auténtico mar de energía.



¿Qué es la sal?

    La sal es la unión de pequeñas partículas llamadas iones que pueden tener carga positiva o negativa. La sal común está compuesta por iones de sodio con carga positiva e iones de cloro con carga negativa (NaCl), dando lugar a lo que conocemos como cloruro sódico o sal común.


La sal se puede obtener principalmente de dos formas:

- A partir de agua marina: el secado del agua marina es el método más antiguo para obtener sal. Esta sal se obtiene por evaporación del agua del mar.

- Explotación seca de las gemas de sal: las gemas de sal que se solidificaron del mar primitivo yacen parcialmente bajo la superficie terrestre. La sal se obtiene a través de la explotación de minas de sal, como es el caso de las plantas salinas del Himalaya, donce se extrae la sal manualmente sin utilizar explosivos.


Extracción de sal del Himalaya


Formación de yacimientos de sal

Montaña Himalaya     La mayoría de los yacimientos de sal gema de la tierra se formaron hace más de 250 millones de años. En la era del Pérmico, todavía no existían los continentes actuales y las masas más importantes de tierra formaban el gran continente conjunto llamado Pangea. En él, la actual Europa estaba situada a unos 30 o 40 grados de latitud más al sur.
A lo largo de la historia de la tierra, se elevaron las partes terrestres y los mares se secaron. Los lagos y lagunas procedentes del mar primitivo, que quedaron cortados por la elevación de la tierra, se evaporaron debido al clima. El reflujo de solución salina a estás cuencas quedó bloqueado.
Los minerales son solubles de diferente forma en agua, y desaparecen también de distinta forma de la solución. Primero se posa el yeso, que es difícil de diluir, después el sulfato de calcio, y por último, cuando una gran cantidad de agua marina ya está evaporada, el cloruro de sodio.
La sal cristalizada del agua marina se depositó primero en forma de pequeños granos. Los sedimentos de sal fueron aumentando y los cambios geológicos los cubrieron de polvo y tierra. El continente primitivo se rompió y los continentes empezaron a disgregarse. Las placas continentales se presionaron las unas con las otras en diferentes lugares, y allí se formaron montañas. A través de este desplazamiento del suelo, los depósitos de sal que quedaron por debajo de la superficie terrestre, fueron sometidos a gran presión y se condensaron. La presión más grande provocó las montañas más altas; el continente subíndico se delplazó contra Asia y se formó el Himalaya, donde se encuentra la mayor elevación de la tierra con más de 8000 metros de altura. Allí se produjo la mayor presión sobre los depósitos de sal y se formaron yacimientos con gran cantidad de sal cristalizada.



Composición de la sal del Himalaya

    La sal cristalizada del Himalaya, a parte del cloruro de sodio que contiene la sal común, contiene otros minerales. Existen informaciones que hablan de la existencia de 84 elementos. Se ha comprobado que contiene principalmente cloruro de sodio, calcio, potasio, magnesio, óxido de sulfuro, hierro, manganeso, flúor, yodo, zinc, cromo, cobre, cobalto y oro.





La información contenida en esta web tiene un caracter informativo y/o divulgativo. No puede ser considerada en ningún caso como sustitutiva de la prescripción, diagnóstico o tratamiento médico. Si tiene cualquier enfermedad o dolencia le recomendamos que consulte con un profesional de la salud (médico, naturópata, dietista, fitoterapeuta... ).

       Inicio        Propiedades        Presentación        Comprar        Contacto


Diseño y programación web: Copyright © 2013 Miguel Fernández Mosquera
Grupo Elbazarnatural - Todos los derechos reservados.